Eduardo García

ESPECIALISTA EN ORTODONCIA

  • Conferencista Internacional
  • Miembro de la Sociedad Venezolana de Ortodoncia
  • Especialista en Ortodoncia (Universidad de Carabobo)
  • Odontólogo (Universidad Santa María)

Artículos

CONOCE LOS ARTÍCULOS ESCRITOS POR ESTE AUTOR PARA LA REVISTA ODONTOESPACIO

El Quad-helix fue desarrollado por el Dr. Robert M. Ricketts, como una evolución de los aparatos desarrollados por Coffin, Crozat y Nance. Se ha convertido en un aparato auxiliar de gran utilidad, debido a su variedad de formas, así como sus activaciones.

Permite corregir maloclusiones en los 3 planos del espacio:

Transversal: mordidas cruzadas, arcadas estrechas y discrepancias de espacio.

Sagital: avance mandibular, rotación distal molar y mordidas cruzadas anteriores.

Vertical: mordidas abiertas anteriores.

Adicionalmente, destraba las maloclusiones y colabora en el tratamiento de factores ambientales, como lo son los hábitos bucales y la obstrucción de vías aéreas, los cuales contribuyen a exacerbar el desarrollo de maloclusiones.

En odontología, aunque la clínica del paciente es nuestra principal fuente de información para obtener un diagnóstico, la precisión del mismo muchas veces depende del uso de exámenes adicionales, entre estos encontramos la cefalometría con sus diferentes análisis, cada uno con sus fortalezas para caracterizar diferentes regiones craneaofaciales.

La cefalometría nos permite cuantificar la posición e inclinación de los dientes con respecto a sus bases óseas, los maxilares con respecto a las bases craneales y una variedad de patrones estéticos y funcionales que enriquecen el diagnóstico.

La Filosofía MEAW (Multiloop Edgewise Archwire) es desarrollada en los años 1960 por Young H. Kim, la cual le permitió tratar casos de mordidas abiertas y otras maloclusiones severas, con excelentes resultados clínicos. Más adelante fue utilizada y estudiada por Sadao Sato quien introduce la importancia del plano oclusal en la etiopatogenia de las maloclusiones.

Los objetivos principales de la Filosofía MEAW para el tratamiento de las diferentes maloclusiones son eliminar la discrepancia posterior y reconstruir el plano oclusal, logrando así corregir maloclusiones severas, siendo una gran alternativa para resolver tratamientos sin cirugías ortognáticas.