Información General

Trastornos de la hemostasia en la consulta odontológica ¿Cómo actuar?

1 de diciembre de 2015 - redactado por Enrique A. López G.


Imagen referencial

Es bien sabido que la hemorragia es una complicación común que se presentan durante una intervención quirúrgica, bien sea horas posteriores a su realización o en pleno acto quirúrgico, evento que origina tanto en el paciente como en el profesional un estado de ansiedad. Afortunadamente las manifestaciones de los trastornos hemostáticos son identificables con facilidad por el odontólogo, quien debe estar capacitado para dar atención a estos pacientes de manera segura.

Espacio Publicitario

Un evento hemorrágico postquirúrgico, generalmente es ocasionado por la manipulación de los tejidos, sin embargo, eventos ocasionados por un grupo de trastornos médicos o de origen terapéutico pueden evitarse al evaluar adecuadamente la historia clínica y examinar al paciente de una forma exhaustiva. Se ha determinado que más del 50% de la población mayor de 60 años están bajo tratamientos con fármacos que alteran la hemostasia, y se calcula que el 1% de los individuos sufren de la enfermedad de Von Willebrand.

En vista de esto el profesional debe conocer los procesos fisiológicos que se desencadenan para lograr la hemostasia en el organismo al lesionarse los tejidos, para así solicitar las interconsultas pertinentes al médico especialista y las pruebas complementarias que le permitan realizar un procedimiento quirúrgico bajo un ambiente seguro.

Todo comienza con una evaluación inicial del paciente, indagando y buscando posibles señales que nos refieran un posible trastorno hemostático. Al ser poco frecuentes estas patologías, es muy posible que el mismo paciente durante el interrogatorio refiera sufrir de alguna enfermedad de este tipo, sin embargo, existe la posibilidad que el paciente desconozca de su condición, por lo que se debe hacer un examen físico amplio buscando siempre lesiones hemorrágicas tanto en la mucosa como en la piel, sin antecedentes de traumatismos.

En caso de que durante la anamnesis y examen físico se determine la presencia o el riesgo de existir un trastorno de la hemostasia, el odontólogo inmediatamente debe realizar una interconsulta con un especialista en hematología, el cual indicara una serie de exámenes de laboratorio que determinaran en qué fase del proceso hemostático esta la afectación. Entre los exámenes de laboratorio solicitados para ello, tenemos:

• Conteo de plaquetas (CP). Cuyo valor normal se encuentra entre 150ª 450 mil.

• Tiempo de sangrado de Ivy (TSI). Su valor normal es entre 2 a 6 minutos.

• Tiempo de protrombina (PT, por sus siglas en inglés). Su valor normal es de 12 a 14 segundos.

• Tiempo de tromboplastina parcial activada (TTPa). Su valor normal es de 45 segundos.

El profesional debe saber identificar e interpretar cuando uno de estos valores se encuentra fuera de su rango normal, existen una serie de patologías de las que podemos sospechar en el caso de encontrarnos con un valor alterado. Por ejemplo, un tiempo de sangrado menor de 6 minutos, nos permite sospechar de una alteración de origen vascular, trombocitopenia, uso de fármacos antiagregantes plaquetarios como los AINES o enfermedad de Von Willebrand.

Un conteo bajo de plaquetas inferior a 150.000 pueden indicarnos la presencia de leucemias, tratamiento farmacológico, hemodiálisis y quimioterapia. Una alteración en el tiempo de protrombina, con un valor menor de 14 segundos, podemos estar ante la presencia de carencia de vitamina K, empleo de anticoagulantes, cálculos biliares y cirrosis hepática. De igual forma un valor inferior en el tiempo de tromboplastina parcial activada sospechamos tanto de hemofilia tipo A o tipo B.

Por todo lo antes descrito es fundamental que el profesional de la odontología tenga un conocimiento de la fisiología del organismo, en este caso los procesos encargados de lograr la hemostasia, luego de ocasionarse algún traumatismo. De igual forma es importante cultivar las relaciones interdisciplinarias, siempre estando en constante comunicación con los médicos tratantes o sabiendo referir a los pacientes en caso de sospechar de alguna alteración. Es de gran importancia que nunca se realicen procedimientos invasivos sin contar con una base de valores de laboratorios entre los rangos normales que le permitan así trabajar bajo un ambiente seguro.

Bibliografia consultada

Lillis T, Ziakas A, Koshinas K, Tsirlis A, Giannoglou G. Safety of dental extractions during uninterrupted single or dual antiplatelel treatment. Am J. Cardiol 2011; 108(7):964-967.

Morimoto Y, Yoshioka A, Sugimoto M, Imai Y, Kirita T. Haemostatic management of intraoral bleeding in patients with von Willebrand disease. Oral Dis 2005; 11(4):243-248.

Fuente: Odontoespacio
Espacio Publicitario

¿Qué te pareció esta noticia?