Información General

Complicaciones y consecuencias del uso de piercings bucales

2 de febrero de 2016 - redactado por Odontoespacio


Imagen referencial

En la actualidad la moda y los medios bombardean a los consumidores con incesables imágenes y anuncios, buscando implementar en ellos cierto estilo de vida y conductas. Entre uno de estos patrones tenemos la colocación de “piercings” en cualquier parte del cuerpo.

Espacio Publicitario

En esta moda, son los jóvenes que se ven más inclinados a colocarse estos accesorios, bien sea por presión de su grupo social o simplemente por iniciativa propia, lo más alarmarte de esto es que pueden iniciar desde muy temprana edad, desconociendo las consecuencias desfavorables que le puede traer a su salud a corto y a largo plazo.

Estudios han demostrado que los piercings colocados en la cavidad bucal pueden presentar complicaciones que van desde el deterioro dental progresivo, pérdida sensorial del gusto hasta la adquisición de enfermedades contagiosas como la hepatitis B, papiloma humano y en un menor porcentaje el VIH.

Casos de endocarditis bacteriana también han sido vinculados con los piercing bucales. En adición, British Dental Journal, reportó un caso de angina de Ludwig, una celulitis de rápida diseminación que involucra el espacio submandibular, sublingual y submental bilateralmente, que se manifestó en una aciente de 25 años, cuatro días posterior a la colocación de un piercing lingual. Intubación fue necesaria para asegurar el soporte respiratorio.

Odontólogos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomendaron a los jóvenes a mantenerse informados acerca de los riesgos que implica la moda de usar “piercings” orales, que son colocados en el labio inferior y en la lengua. Destacaron que el riesgo es preocupante, pues esta moda está teniendo cada vez mayor aceptación entre adolescentes desde los 12 años de edad.

Al no garantizarse un procedimiento profesional, higiénico y con conocimientos de anatomía, se corre el peligro de exponer la integridad física. “Si el accesorio no queda bien colocado se pueden generar infecciones o abscesos en los labios o en la lengua; en esta última puede haber pérdida del sentido de gusto. Cualquier cuerpo extraño en la boca produce mayor cantidad de saliva, que predispone al problema de caries; el 60% de los piercings en la lengua producen exceso de saliva”, añadieron.

Para quienes simpatizan con esta moda, les recomendaron mantener una estricta higiene bucal mediante el uso del enjuague bucal, además de que deben acudir de inmediato al odontólogo en caso de presentar cualquier alteración.

Fuente: American Dental Association
Espacio Publicitario

¿Qué te pareció esta noticia?