Estados Unidos - Jueves, 30 de Marzo de 2017

Estudios demuestran como la dieta afecta el desarrollo craneofacial

Tema: Ortopedia de los Maxilares

Martes, 15 de Marzo de 2016

En años recientes se ha producido un debate entre los círculos de la rama de la antropología biológica y todo gira alrededor del Australopithecus sediba una especie extinta de homínido australopitecino, cuyos únicos restos descubiertos tienen una datación de entre 1,78 a 1,95 millones de años en Sur África.


Espacio Publicitario

Después del descubrimiento realizado en el 2008 del cráneo de un Australopithecus sediba, en Malapa (una cueva cerca de Johannesburgo, en Sur África) la discusión paso a niveles internacionales en el 2012, cuando una investigación sugiere que esta especie vivía de una dieta rica en corteza de árboles, plantas y frutas.

Un estudio realizado por un equipo internacional de investigadores, demostró que el Astralopitecus poseía una limitación en la mordida similar a la de nosotros. Sin embargo, otras especies no eran tan limitadas, lo que sugiere que algunas evolucionaron para maximizar sus mordidas mientras las de otros si limitaron más.

Los investigadores pusieron a prueba la hipótesis de que el esqueleto facial de A. sediba está configurado (y posiblemente, adaptado) para consumir alimentos duros. Esta hipótesis predice que el cráneo de A. sediba es estructuralmente fuerte en respuesta a cargas de alimentación, y que es capaz de generar de manera eficiente altas fuerzas de mordedura en sus molares y premolares.

En esta imagen se observa el "triángulo de apoyo" el cual está formada por el punto de mordida (BITE), un lado de trabajo (Working Side - WS) y un lado de balance (Balance Side - BS) de las articulaciones Temporomandibulares. Al morder con los premolares (figura A), el vector resultante de los músculos de cierre mandibular (Muscle Resultant Vector - MRV) permanece dentro del triángulo, produciendo compresión (círculos verdes) en los tres puntos. Sin embargo al morder con los molares (figura B), el MRV cae fuera del triángulo, produciendo compresión en el punto de mordida y en el lado de balance de la ATM (BS), pero produce distracción del lado de trabajo (círculo rojo). Una vez que el MRV caiga de nuevo dentro del triángulo, entonces el lado de trabajo estará en compresión.

"La razón de esto, los distintos tipos de dieta, sugiriendo que estas diferencias afectan la morfología del cráneo", dice el Dr. Paul Dechow, Profesor principal en TAMBCD’s Department of Biomedical Sciences.

"Todo el estudio de la evolución humana y todos los cambios craneofaciales que tuvieron lugar en la evolución humana son importantes para la comprensión de la estructura y la mecánica de nuestro aparato dentición y la masticación actual", dice Dechow. "Es particularmente importante para un número de problemas asociados con la dentición humana moderna, siendo maloclusión humano moderno muy importante."

También se señala una preocupación común: la capacidad de la articulación temporomandibular, o ATM.

"La ATM fue el eslabón más débil desde el principio", dice Wang, uno de los varios investigadores principales del equipo de investigación internacional. Tal vez la parte más llamativa de sus conclusiones: "Australopithecus sediba parecía tener los huesos más fuertes, sin embargo, al igual que nosotros, no podían consumir alimentos muy duro."

"Ahora, esta información obtenida, complementa estudios realizados sobre la evolución craneofacial y cambios en la adaptación en los seres humanos que permiten entender los mecanismos actuales del aparato estomatognatico" dice Dechow.

Información de la función y estructura ósea de los primates modernos, fue obtenida usando técnicas de ultrasonido y métodos biomecánicos y comparadas con las del Australopithecus sediba, demostrando una gran similitud entre ambas, al mantener una dieta similar.

Referencias bibliográficas

Ledogar J, Smith A, Benazzi S, Weber G, Spencer M, Carlson K, et al. Mechanical evidence that Australopithecus sediba was limited in its ability to eat hard foods. Nature Communications. 2016.

Redacción: Odontoespacio - Fuente: Texas A&M University Baylor College of Dentistry

Reino Unido participa activamente en la lucha contra el cáncer bucal

Nuevo método para el tratamiento de las aftas intrabucales

historial

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

recomendaciones

Más vistos