Operatoria y Estética

La importancia de la ingesta de Flúor y la producción de Fluorosis Dental

23 de marzo de 2015 - redactado por Odontoespacio


Imagen Referencial

Los fluoruros han jugado un papel importante en la disminución de la prevalencia e incidencia de caries dental a nivel mundial en los últimos cincuenta años. Sin embargo, la excesiva exposición a los fluoruros durante la etapa de formación de los dientes, pudiera llevar a la aparición o aumento de la prevalencia de fluorosis dental.

Los niveles altos de fluoruro pueden perturbar el buen funcionamiento de las células que forman el esmalte (odontoblastos) y por lo tanto impiden que el esmalte madure normalmente. La fluorosis puede ser de leve a severa, dependiendo del tiempo de exposición y la concentración de flúor (ppm) durante el periodo de desarrollo de los dientes.

Algunos autores indican que la fluorosis dental se debe a la hipomineralización del esmalte por ingesta excesiva de flúor durante la odontologénesis. Otros señalan que la prevalencia y la severidad dependen de la cantidad de fluoruro ingerido y de la duración de la exposición durante la fase pre-eruptiva de la mineralización (2).

Durante mucho tiempo se pensó que dosis superiores a 1ppm de ión de flúor en el agua de consumo son necesarias para que apareciesen dientes fluoróticos de severidad diversa. Hoy no es válida dicha afirmación, porque dependiendo de diferentes circunstancias, es posible la presencia de fluorosis.

Imagen Referencial –Fluorosis Dental

Es importante tener en cuenta que el efecto del fluoruro es acumulativo, de tal manera que en la persona que recibe dosis constantes durante periodos prolongados, la fluorosis del esmalte es más severa.

Un niño de dos años de edad, con un pero aproximado de 12Kg y una ingesta diaria de 1,2 mg de F, está en peligro de desarrollar fluorosis dental con compromiso severo de la estética.

Imagen Referencial –Fluorosis Dental

En cuanto al nivel de afectación del diente se clasifica utilizando el índice sugerido por Dean y recomendado por la OMS. En la clasificación de Dean se consideraron los siguientes criterios de graduación:

Sano: El esmalte del diente tiene su translucidez usual, la superficie es lisa y brillante, generalmente es de color crema pálido; se incluyen dientes con características de esmalte sano y se añaden las alteraciones del esmalte que no son originadas por fluorosis.

Dudosa: Pequeñas aberraciones en la translucidez de esmalte normal, que pueden ir desde unas sombras blanquecinas a manchas blancas de uno a dos milímetros de diámetro.

Muy leve: Se observan áreas blancas opacas irregulares sobre la superficie de los dientes, especialmente en sus caras labiales. Menos del 25% de la superficie de los dientes está afectada.

Leve: Las líneas y áreas opacas del esmalte ocupan por lo menos la mitad de la superficie del diente. Las caras oclusales de los dientes afectados muestran una atrición marcada.

Moderada: Todas las superficies de los dientes están afectadas, hay marcado desgaste de las superficies sujetas a atrición.

Severa: Se observan puntos hipoplásicos en la superficie dental y en algunos casos la forma del diente puede estar afectada.

Fuente:

-Medina, Y., Agregada, M., Simancas, Y., Salas M. (2010). Prevalencia de Fluorosis Dental, Opacidades e Hipoplasia del Esmalte en Niños en Edad Escolar. Acta Odontológica. 2010;48(3). Caracas/Venezuela.

-Montero, M., Rojas-Sánchez, F., Socorro, M., Torres, J., Acevedo, A. (2007). Experiencia de caries y fluorosis dental en escolares que consumen agua con diferentes concentraciones de fluoruro en Maiquetía, Estado Vargas, Venezuela. Invest. Clín. 2007;48(1). Maracaibo/Venezuela.

-Bordoni, N., Escobar. A., Castillo. R. (2010). Odontología Pediátrica. La salud bucal del niño y el adolescente en el mundo actual. Ed. Médica Panamericana. Buenos Aires/ Argentina.

Fuente: Odontoespacio

¿Qué te pareció esta noticia?