Operatoria y Estética

Percepción de la luz y el color en la Odontología

3 de abril de 2015 - redactado por Odontoespacio


Imagen Referencial

La relación de luz y color es muy importante al momento de escoger el tipo de material restaurador a utilizar, la técnica de estratificación y la superficie del diente a restaurar. La morfología de la superficie influencia la reflexión de la luz, jugando un papel importante en la percepción del color.

Espacio Publicitario

El color es una percepción en el órgano visual de quien lo contempla y esta percepción se da gracias a la luz, que es una porción de la amplia gama de energía que el sol irradia constantemente. Podemos ver las cosas que nos rodean, y apreciar su color porque éstas emiten luz (cuerpos luminosos) o reflejan la luz que reciben (cuerpos iluminados).

El color es lo que vemos cuando llega a nuestros ojos la luz reflejada por un objeto. Todo cuerpo iluminado absorbe una parte de las ondas de luz y refleja las restantes.Existen numerosas fuentes emisoras de luz (el sol, las lámparas fluorescentes, incandescentes, el fuego, etc.) y cada una afecta considerablemente la manera en que percibimos los colores.

Si la luz incide en un objeto liso y los rayos reflejados son paralelos, esto crea una reflexión de luz con efecto de espejo; mientras que si incide en una superficie irregular, los rayos reflejados son dispersos en varias direcciones dando como resultado una reflexión de luz difusa. En los dientes se observa una superficie bastante irregular, lo que interfiere con la luz, dando como resultado la traslucidez del mismo.

El conocimiento de la anatomía y de la composición de los materiales en odontología, permite al especialista el encarar estos problemas y lograr una restauración con resultados satisfactorios.

Propiedades del color

Matiz o Tono: es la cualidad que distingue una familia de un color de otra, como por ejemplo, el rojo del amarillo o el verde del azul. En los dientes naturales, varía entre amarillo y rojo en la región cervical y en la región incisal, pueden ser percibidas variaciones de azul y violeta, en virtud de las propiedades ópticas de translucidez y opalescencia del esmalte.

Croma:es la característica que describe la saturación o intensidad de un determinado matiz. En el diente se percibe en la dentina expuesta por el delgado grosor del esmalte.

Valor: es la luminosidad de un color. Está íntimamente relacionado con la textura superficial del diente, si se respeta este criterio durante el procedimiento de restauración con resinas compuestas, pequeños matices del color pasaran inadvertidos.

El Color y los Tejidos Dentales

El color del diente natural depende de la relación entre el esmalte, la dentina, la pulpa y los tejidos gingivales que lo rodean con la luz que incide en ellos.

Si se elimina el esmalte de un diente con tratamientos químicos, se pueden observar cambios notables en cuanto a la luminosidad y el croma del mismo, la intensidad de la luminosidad o valor disminuye y esto demuestra lo importante que es el esmalte para esta característica. Además con la remoción del esmalte se observa la pérdida del “halo incisal” que está formado por las ondas cortas de luz.

La dentina es la responsable del croma (color) del diente. En un estudio realizado por M. Yamamuto en 1992, se comprobó que la mayoría los dientes anteriores tienen un color naranja-amarillento.

Con la edad aumenta el croma de los dientes, esto se debe a que el esmalte es reducido de grosor debido al uso continuo del mismo, lo que hace resaltar el croma de la dentina, además de que en este tejido ocurre un proceso de esclerosis que aumenta los componentes naranja-rojizos. Si se compara la dentina con el esmalte, resulta ser la dentina un tejido opaco, donde la luz es dispersada dentro de los túbulos dentinarios.

La traslucidez es una característica del esmalte, debido a que la estructura cristalina de sus prismas permite el paso de la luz, mientras que la sustancia orgánica presenta una elevada opacidad. Esto hace del esmalte un sistema específico para la reflexión, absorción y transmisión de la luz.

El grado de traslucidez del esmalte es diferente en cada diente y depende del grosor del mismo, el cual determina el valor y la luminosidad del diente. El grado de mineralización del esmalte también interviene en la determinación del valor del diente. Un esmalte poroso e hipomineralizado es más blanco y opaco que aquel que se encuentra liso y bien mineralizado.

Tomando en cuenta lo anterior, en la práctica clínica se toman tres tipos de valor de un diente: bajo, medio y alto, lo que se corresponde con el esmalte viejo, adulto y joven. El esmalte por su característica traslucidez, se hace responsable del efecto de

Propiedades ópticas del diente

Opalescencia: Es una propiedad óptica del esmalte. Funciona como una especie de filtro, reflejando mediante luz directa, las ondas cortas de luz (tono violeta y azul) y ondas largas mediante luz indirecta (tono rojo y amarillo)

Los mamelones en la porción incisal de la dentina, son responsables de dar forma a esta propiedad; ya que el esmalte ubicado en dicha área, deja pasar la luz libremente; esta zona es un punto crítico donde la dentina opaca coexiste con el esmalte translúcido.

Fluorescencia: en los dientes naturales es caracterizada por la absorción de luz ultravioleta seguida por la emisión de luz visible con una longitud de onda corta. En esta propiedad es perceptible un aumento de la luminosidad aparente.

Translucidez: es la cualidad de un objeto que deja pasar la luz. Se define como una situación intermedia entre la opacidad (bloqueo total del paso de la luz) y la transparencia (paso total de la luz). De este modo, los cuerpos translucidos permiten que la luz los atraviese de forma parcial, variando esta propiedad en mayor o menor grado de acuerdo a la edad del diente.

Textura Superficial: es una característica importante del esmalte ya que puede cambiar significativamente la transparencia percibida del diente.

Bibliografía consultada:

Forero M, Morelló S. El Color en Odontología. Factores a tomar en cuenta para la toma de color. Rev Oper Dent Endod 2005;5:26

Cavalletto R. (2013). Comportamiento óptico del diente Una clave para el éxito. Revista Odontoespacio. 2013;10:43-6

Fuente: Odontoespacio
Espacio Publicitario

¿Qué te pareció esta noticia?