Nuevos estudios revelan: El lado oscuro del azúcar

Nuevos estudios revelan: El lado oscuro del azúcar

Afirmaciones como el tabaco mata o fumar se asocia a mayor riesgo de cáncer son nociones que hoy en día todo el mundo asume como ciertas, sea fumador o no. Sin embargo, no siempre fue así. El control que ejercían las tabaqueras era tal que no ha sido hasta recientemente cuando las autoridades sanitarias han tomado cartas en este asunto y han desarrollado estrategias para proteger la salud de los ciudadanos. Con el azúcar, ha ocurrido lo mismo, con la diferencia de que las presiones de la industria azucarera no son tan conocidas. Ahora un estudio científico saca a la luz los resultados de un análisis de 319 documentos internos que revelan las falsedades que este sector llevó a cabo en Estados Unidos para intervenir en la agenda científica y evitar la reducción de este alimento para reducir las caries infantiles.Cristin Kearns, del Instituto de Políticas Sanitarias de la Universidad de California en San Francisco (EEUU), estaba cansada de asistir a conferencias o leer libros donde no se incidía en la relación entre el azúcar y los problemas para la salud. Su labor de investigación para poder echar por tierra sentencias como que no hay vinculación entre el consumo de azúcares y las enfermedades crónicas le llevó a localizar en 2010 una serie de registros que Roger Adams, profesor emérito de Química Orgánica, había cedido a los archivos de la Universidad de Illinois. En estos archivos había cartas, agendas de reuniones y otros informes relevantes sobre dos instituciones de la industria azucarera le que demostraban la influencia de este sector en la investigación científica y en la política sanitaria del país desde finales de 1960 y hasta mediados de los 90.Cuando Kearns vio estos documentos pensó que debía hacer algo más que leerlos. De esta manera, le junto con Stanton Glantz y Laura Schmidt, inició un análisis de estos informes (que incluían más de 1.500 páginas de correspondencia entre los ejecutivos de la industria del azúcar) y de otros documentos del Instituto Nacional para la Investigación Dental (NIDR, según sus siglas en inglés) perteneciente a los Institutos de la Salud de EEUU. Los investigadores comprobaron en su revisión, cuyos datos publica ahora la revista, Plos Medicine que la industria era consciente desde 1950 de que el azúcar dañaba los dientes y que debido a que cada vez había más evidencia científica al respecto, se empezaron a financiar investigaciones para buscar una estrategia, distinta a una reducción del consumo de azúcar, eficaz para reducir las caries.Estos conflictos de interés derivaron en que la estrategia estadounidense publicada en 1971 en el Programa Nacional de Caries Dental se basara en un 78% en las prioridades que la industria había identificado en 1969. le Esto derivó en que no se tomara ninguna medida sobre el consumo de alimentos hasta 1980, año en que por primera vez se propuso prohibir los productos cariogénicos de los colegios, como medida para controlar las caries.Sin embargo, no ha sido hasta este año cuando se ha tomado una medida global para frenar el consumo de azúcar. A comienzos del 2015, la Organización Mundial de la Salud ha hecho públicas sus directrices en las que recomienda a los le adultos con un peso normal reducir la ingesta de azúcar al 5% de la ingesta calórica diaria, lo que equivale a una cucharada sopera al día.Fuente: Ángeles López

Espacio Publicitario

Comparte este contenido con tus colegas en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Deja tu comentario:

+ Noticias Relevantes

NOTICIAS, INVESTIGACIONES Y ACTUALIDADES EN ODONTOLOGÍA

LOGO_OE_BLANCO

¡La odontología está avanzando constantemente!

Queremos que te mantengas informado con todos estos avances y que disfrutes el tiempo en tu consultorio haciendo lo que amas.

Conviértete en Autor Odontoespacio

¿Tienes pasión por la enseñanza y te gusta compartir tus conocimientos? Forma parte de nuestro equipo.

info@odontoespacio.net - © 2019 Odontoespacio - Todos los derechos reservados.