Cirugía Bucal y Maxilofacial

Reconstrucción facial de una niña que nació sin mandíbula

3 de marzo de 2016 - redactado por Enrique A. López G.



El caso de Lexi Melton, una niña de siete años que nació sin mandíbula ha sido una noticia de relevancia en el mundo de la medicina.

Espacio Publicitario

Síntomas inusuales durante el embarazo, llevaron a la madre de Lexi a realizarse un ecosonograma a las 27 semanas de gestación, el cual reveló una anormalidad en la formación de la región facial de la bebe. Examenes complementario revelaron que era un embarazo de alto riesgo, por lo que los médicos evaluaron y la monitorearon constantemente, hasta que Lexi nació seis meses antes por cesarea.

Un equipo de médicos en la University of Washington Medical Center, donde ella nació, y expertos del departamento de pediatría de Seattle, tomaron rápidamente a Lexi e inmediatamente la intubaron vía nasotraqueal para que pudiese respirar al momento de su nacimiento.

Fotografía cortesía de la familia Melton

Su madre comentaba "sabíamos que esta anormalidad es parte de muchos síndromes genéticos, de los cuales una gran variedad son incompatibles con la vida, por lo cual sabíamos que existía una gran posibilidad de que no sobreviviera al nacimiento".

Con tan solo tres días de vida, fue sometida a un procedimiento para realizarle una traqueostomía, el cual le permitiría respirar. La posición retrograda de su mandíbula poco formada y la posición inusual de su lengua y musculatura, detienen el paso del aire a los pulmones.

Los expertos comentan que la condición de Lexi es conocida como Síndrome Auriculo-Temporal, el cual es sumamente raro, con solo 24 casos reportados en la literatura médica, de acuerdo con el National Institutes of Health.

Lexi Melton, antes y despues, cirugía reconstructiva facial

A los tres años de edad, Lexi fue sometida a la cirugía que permitiría reconstruir la región facial y posterior seria sometida a dos procedimientos más entre el año 2011 y 2012.

La primera cirugía consistió en la colocación de un injerto autólogo de tipo costocondral, para construir la mandíbula. Posterior a ello la colocación de un distractor ósea para guiar la formación del hueso y la correcta inserción de la musculatura y nervios.

En enero del 2012 su mandíbula había crecido cerca de 3cm en tres días, dejando a sus padres sorprendidos con su cambio y pronto avance. Debido a estos cambios positivos, comenzó a respirar por su cuenta y en el verano del 2012, un equipo del Servicio de Otorrinolaringología removieron el traqueostómo.

Ahora Lexi, puede respirar independientemente y disfrutar de actividades diarias. Inició el primer grado de primaria, es capaz de hablar, aunque no muy claramente, aún está aprendiendo a leer y escribir. Hasta ahora ha comenzado a llevar una vida normal.

Fuente: Odontoespacio
Espacio Publicitario

¿Qué te pareció esta noticia?