Medicina Oral y Patología

Efectos de la Metanfetamina en la cavidad bucal

22 de julio de 2015 - redactado por Odontoespacio


Imagen Referencial

Los profesionales dentales están en la posición de identificar los primeros signos bucales del abuso de metanfetamina y remitir a los pacientes a los profesionales médicos para el asesoramiento y el tratamiento.

Los ingredientes ácidos usados para hacer metanfetamina, así como los cambios psicológicos y fisiológicos inducidos por el resultado de la droga crean una "tormenta perfecta": xerostomía la mala higiene oral, consumo de refrescos y bruxismo inducido por el estrés.

Efectos de la Metanfetamina

Esta droga puede durar en el organismo entre 6 y 12 horas. Los adictos a esta sustancia, pueden permanecer despiertos durante varios días. Esto genera un creciente agotamiento físico, psicológico y cognitivo, que, a la larga, degenera en problemas cardiovasculares graves.

La droga bloquea las señales somáticas (como fatiga, sueño, hambre) que advierten sobre el deterioro funcional progresivo. En estos casos, una vez que la droga abandona el organismo, estos sujetos pueden experimentar estados de gran agitación psicomotriz, a veces asociados con comportamientos violentos y delirios persecutorios, llegando a cuadros de disociación psíquica apenas distinguibles de los que caracterizan a una esquizofrenia de tipo paranoide.

Efectos Orales

El método en el que se administra el fármaco se cree que desempeñan un papel en los efectos orales: cuando se fuma, el fármaco emite humos tóxicos que contienen litio, ácido muriático y sulfúrico, éter, fósforo rojo y lejía. Estos vapores altamente tóxicos y corrosivos, producen un daño significativo a las estructuras orales.

Las insuflaciones nasales también pueden tener implicaciones dentales. Las sustancias nocivas pasan por la parte posterior de la faringe nasal llegando a la garganta y recubriendo la cavidad oral con las sustancias destructivas.

Los informes han descrito un tipo de caries semejante a la Caries de la Primera Infancia y está siendo referida como “Boca de Metanfetamina” , nombre dado al deterioro de los dientes provocado por los largos periodos de sequedad bucal y pobre higiene oral durante los periodos de consumo intenso.

El patrón de caries en los adictos a la metanfetamina es distintivo, con frecuencia se observan caries inicialmente en la zona vestibular de los dientes posteriores seguido por la región interproximal de los dientes anteriores.

De igual forma se observa comúnmente en pacientes adictos a la Metanfetamina signos de xerostomía, enfermedad periodontal e infecciones intraorales.

El uso de metanfetamina causa daños a la los vasos sanguíneos que irrigan las glándulas salivales, lo que lleva a dañado glándulas y flujo salival reducido.

La enfermedad periodontal se produce debido a la incapacidad del paciente para llevar a cabo una correcta higiene bucal. La misma constricción capilar responsable de los efectos cardiovasculares y eventos del SNC también resulta en un deficiente suministro sanguíneo al periodonto resultando en un aumento de la enfermedad periodontal y pérdida ósea.

La presencia de múltiples ulceraciones orales, irritación de la mucosa y atrofia epitelial en pacientes jóvenes es sospechoso.

El odontólogo también puede ser la primera persona en identificar las lesiones de la piel asociadas con rascado compulsivos. Cuando un abusador de metanfetamina llega para una visita dental de emergencia debido a abscesos o dolor se observan comportamientos tales como: la estimulación rápida, inquietud y temblores, así como los movimientos rápidos de los ojos, también sugieren un posible abuso de la metanfetamina.

Que puede hacer un odontólogo si sospecha el uso de metanfetamina en algún paciente:

-Completar un examen oral completo que incluye tomar una Historia Clínica completa.

-Expresa su preocupación por el estado dental.

-Si el paciente es receptivo a consultar a un médico. Es importante tener el número de teléfono de un centro local de rehabilitación y estar familiarizados con su protocolo, para poder explicar al paciente que debe esperar.

-Utilizar medidas preventivas, como fluoruros tópicos.

-Fomentar el consumo de agua en lugar de bebidas gaseosas que contienen azúcar y acidos.

-Tenga cuidado al administrar anestésicos locales, sedantes o anestesia general, el óxido nitroso o alguna prescripción de narcóticos.

-Tome oportunidades para educar a sus pacientes sobre los riesgos asociados a la metanfetamina o cualquier uso de drogas ilícitas.

-Estos pacientes pueden sentirse amenazados debido a la paranoia y puede llegar a ser violento. Por tanto, es importante ser cauteloso al tratar a un paciente del cual se sospecha o sabe que es un consumidor metanfetamina y evitar acciones repentinas o acciones que el paciente puede percibir como una amenaza.

Fuentes Consultada:

Kelsch NB.(2009) Methamphetamine Abuse – Oral Implications and Care. PennWell. ADAD CERP

Frese P,McClure E, Kunselman B, Schierling J. Methamphetamine: Implications for the Dental Team. DentalCare.com

American Dental Association

National Institute on Drugs Abuse

Fuente: Odontoespacio