Medicina Oral y Patología

Estadísticas del cáncer de orofaringe y de cavidad oral

4 de febrero de 2015 - redactado por American Cancer Society


Imagen Referencial

Para el año 2015, los cálculos de la Sociedad Americana Contra el Cáncer para cáncer de orofaringe y de la cavidad oral en los Estados Unidos son:

Espacio Publicitario

Alrededor de 39,500 personas padecerán cáncer de orofaringe y de cavidad oral.

Alrededor de 7,500 personas morirán de estos cánceres.

Estos cánceres ocurren más del doble en los hombres que en las mujeres. El número de casos es similar en personas de raza negra como en las de raza blanca.

En años recientes, la tasa general de casos nuevos de esta enfermedad se ha mantenido estable entre los hombres, mientras que se ha reducido levemente entre las mujeres. Sin embargo, se ha reportado un reciente aumento en los casos de cáncer de orofaringe asociado con infecciones a causa del virus del papiloma humano (VPH) entre hombres y mujeres de raza blanca.

La tasa de mortalidad para estos tipos de cáncer ha ido disminuyendo durante los últimos 30 años.

Los tipos de cáncer orofaríngeo y de cavidad oral ocurren con más frecuencia en las siguientes áreas:

-La lengua.

-Las amígdalas y la orofaringe.

-Las encías, el piso de la boca y otras partes de la boca.

-El resto se presenta en los labios, las glándulas salivales menores (lo que a menudo ocurre en el paladar) y otros lugares.

La edad promedio de la mayoría de las personas que son diagnosticadas con estos tipos de cáncer es de 62 años; no obstante, se pueden presentar en personas jóvenes. Muy pocas veces ocurren en niños, aunque un poco más de un cuarto ocurre en pacientes menores de 55 años.

Los índices de estos tipos de cáncer varían de acuerdo con los países. Por ejemplo, son mucho más comunes en Hungría y Francia que en Estados Unidos y mucho menos comunes en México y Japón.

Cuando se examina con detenimiento a los pacientes que han sido recientemente diagnosticados con cáncer de cavidad oral o de orofaringe, un pequeño número de los casos tendrá otro cáncer en un área cercana como la laringe(órgano fonador), el esófago (el tubo que transporta los alimentos desde la garganta al estómago) o el pulmón. Algunas personas que logran curarse del cáncer orofaríngeo o de cavidad oral manifestarán posteriormente otro cáncer en los pulmones, la boca, la garganta u otras áreas adyacentes. Por este motivo, los pacientes con cáncer orofaríngeo y de cavidad oral necesitarán hacerse exámenes de seguimiento durante el resto de sus vidas. Asimismo, necesitan evitar el consumo de tabaco y de bebidas alcohólicas, factores que aumentan el riesgo para esta segunda aparición de tumores cancerosos.

Las siguientes estadísticas de supervivencia provienen del programa SEER (Programa de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales) del Instituto Nacional del Cáncer. Éstas se basan en un gran número de pacientes que fueron diagnosticados entre 2000 y 2014. El programa SEER no provee estadísticas recientes por etapa AJCC. En su lugar, los cánceres se dividen en etapas consolidadas:

Local: el cáncer solo se encuentra en el área donde se originó. Esto incluye cánceres que están en etapa I y II, así como algunos en etapa III que no se han propagado a ningún ganglio linfático.

Regional: el cáncer se ha propagado a los tejidos, ganglios linfáticos cercanos, o a ambos. Esto incluye algunos cánceres que están en etapa III, así como cánceres que no se han propagado a lugares distantes.

Distante: el cáncer se ha propagado a lugares distantes.

Para los cánceres de orofaringe y amígdalas, la tasa relativa de supervivencia a 5 años era 66%, aunque la supervivencia por etapas no está disponible.

Para los cánceres de encía y otras partes de la boca, la tasa relativa de supervivencia a 5 años era 60%, aunque la supervivencia por etapas no está disponible.

Fuente: www.cancer.org
Espacio Publicitario

¿Qué te pareció esta noticia?