Odontopediatría

Importancia del cuidado de la higiene dental desde la edad temprana

2 de diciembre de 2015 - redactado por Guiainfantil/Odontoespacio


Imagen referencial

La salud de los dientes de los niños debe cuidarse desde el momento del nacimiento. Según informa la Academia de Odontología General, los hábitos para el cuidado de la dentadura deben empezar a desarrollarse cuando el bebé tiene cuatro meses, es decir, cuando deja la lactancia y se empieza a incorporar en su dieta otras comidas.

Espacio Publicitario

Aproximadamente es la edad de la erupción del primer diente y, durante esta etapa, el tipo de comida que consuma puede afectar a su salud dental durante toda su vida. De hecho, se ha determinado que existe una correlación entre el consumo de alimentos con alto contenido de azucares a una edad temprana y una posterior tendencia a ingerir grandes cantidades de azucares en la adolescencia y adultez.

Técnica de cepillado dental

El Odontopediatra debe educar e incentivar a los niños para que cepillen sus dientes por lo menos, dos veces al día. Conviene establecer como rutina el hábito de cepillar los dientes antes de ir a dormir y después del desayuno. De igual forma los padres deben tratar de fomentar este hábito de una manera más didáctica y acorde para el niño, sobre todo, a partir de los dos años, que es cuando la mayoría de los dientes del niño han salido.

Bajo la supervisión adulta el niño puede usar una pequeña cantidad de crema dental, dependiendo de la edad del niño se indicará una pasta con mayor o menor cantidad de flúor. Actualmente la Asociación Latinoamericana de Odontopediatría (ALOP) publicó una campaña de prevención, donde recomendó:

• En niños de 1-2 años utilizar crema dental fluorada con 1.100ppm F, una vez al día (antes de dormir) y con poca cantidad, similar al tamaño de un guisante.

• En niños de 2-3 años utilizar crema dental fluorada con 1.100ppm F, dos veces al día, en pequeñas cantidades.

• En niños de 3-5 años utilizar de crema dental fluorada con 1.100ppm F, de dos a tres veces al día, poca cantidad.

Por otro lado, las recomendaciones de la European Academy Of Paediatric Dentistry (EAPD) indican que:

• Entre 6 meses y 2 años, se debe usar una crema dental con 500ppm F dos veces al día con cantidad similar a un guisante.

• Entre 2 y 6 años, se debe usar una crema dental que contenga entre 1.000 y 1.450 ppm F dos veces al día con cantidad similar a un guisante.

• De 6 años en adelante, se recomienda una crema dental con 1.450ppm F dos veces al día con una cantidad de 1 a 2 cm

Es de gran importancia que los padres tengan una rutina correcta de higiene dental ya que los niños muchas veces copian comportamientos observados constantemente en sus padres. Conviene iniciar esta rutina como si fuera un juego, enseñándole la técnica manualmente para que comprenda que es importante limpiar bien los dientes por todas sus caras, porque las bacterias son muy listas pueden formar caries en los dientes si no las eliminamos todas.

Limita el consumo de azúcar

El exceso de azúcar en la infancia puede producir dependencia en el adulto. "Los hábitos de nutrición del adulto se forman al terminar la lactancia; por eso, es tan importante que el bebé desarrolle hábitos orientados a una buena salud dental", señala Heidi Hausauer, odontólogo y portavoz de la Academia de Odontología General. "Se sabe que el azúcar causa caries durante toda la vida. Cuanto antes se acostumbre el bebé al azúcar, más probable será que al llegar a la adultez, se sienta atraído por alimentos con exceso de azúcar".

Ninguna bebida, excepto el agua, debe tomarse continuamente a lo largo del día. Los niños a los que se suele administrar medicinas con exceso de azúcar a la hora de acostarse también corren el riesgo de formar caries. Por lo tanto es importante aclarar que las lesiones cariosas no son causadas por los azúcares de forma directa, sino por los ácidos que se producen tras la ingesta alimentos azucarados y que usan las bacterias presentes en la placa o calculo dental. El hábito de cepillar los dientes de forma regular y eficiente es la mejor solución para evitar la caries en los niños.

Fuente: Guiainfantil
Espacio Publicitario