Estados Unidos - Viernes, 22 de Septiembre de 2017

¡Mi paciente no puede cerrar la boca! ¿Cómo reposicionar la mandíbula luego de una dislocación de la ATM?

Tema: Odontología General

Lunes, 09 de Marzo de 2015

Imagen Referencial

La luxación o dislocación de la Articulación Temporomandibular (ATM) se define como la condición en la cual el cóndilo sobrepasa la eminencia articular y no es capaz de regresar a la posición de cierre en la cavidad articular, produciendo que el paciente quede con la boca abierta. El tratamiento de urgencia de una luxación articular es un acontecimiento el cual supone un reto muy importante para el odontólogo, por tal motivo debe estar informado para ser capaz de resolver este tipo de emergencia en la consulta


Espacio Publicitario

La luxación de la ATM ocurre cuando las fuerzas causadas principalmente por el músculo pterigoideo lateral arrastran el disco y el cóndilo articular fuera de la fosa. Al ocurrir la luxación, los músculos maseteros y pterigoideos se contraen, lo que produce que la mandíbula se trabe, haciendo imposible para el paciente cerrarla, generando dolor y angustia.

El tratamiento de emergencia implica la reducción de la articulación. Es imperativo que este procedimiento se realice con poco retardo, debido a que posibles complicaciones como una fractura pudiera ocurrir. De igual forma, los espasmos tanto del músculo masetero y pterigoideo empeoran a medida que transcurre el tiempo, haciendo el procedimiento de reducción más difícil.

La técnica utilizada para llevar el cóndilo a su posición es la Maniobra de Nelaton, la cual se realiza por medio de los siguientes pasos:

1. El odontólogo se debe parar frente al paciente.

2. El paciente debe estar sentado con la espalda firme contra la pared.

3. Una vez colocados los guantes, se sujeta la mandíbula con ambas manos ubicando los pulgares en la zona molar mandibular.

4. Se tracciona fuerte y firmemente la mandíbula, primero hacia abajo y luego hacia atrás; saltando así el obstáculo del tubérculo articular y llevando el cóndilo a la fosa.

La literatura indica que se deben proteger los dedos pulgares con gasas ya que cuando el paciente ocluye puede lastimarlos, debido al espasmo muscular que se presenta, sin embargo, la experiencia clínica de varios especialistas revela que el paciente se encuentra muscularmente agotado y las posibilidades de que lastime los dedos del operador son pocas.

Al momento de realizar la Maniobra de Nelaton en algunos casos puede ser necesaria la administración de relajantes musculares para facilitar el movimiento. La sedación y anestesia general también se utiliza en estos casos para calmar al paciente, no obstante, para el clínico que está ejecutando la maniobra es un poco más complicado ya que pierde el control de la cabeza, se complica el mantenerla firme. Otra opción es colocar anestesia local infiltrativa alrededor de la cápsula de la articulación para disminuir el dolor.

Muchas veces la maniobra se realiza de forma incorrecta, el principal error es empujar la mandíbula hacia atrás como primer movimiento, debemos recordar que existe la traba del tubérculo articular y por más que se intente reposicionar empujado solo hacia atrás será imposible, lo que se puede lograr con esto es una fractura del cóndilo.

Tras una dislocación del cóndilo, la articulación se vuelve laxa, por lo tanto es importante la inmovilización de la mandíbula durante varios días, con el objetivo de evitar la redislocación; el vendaje cuello-mentón tiene la capacidad de restringir los movimientos mandibulares. El cuidado post-reducción implica una dieta blanda y el uso de medicamentos antiinflamatorios.

La articulación temporomandibular forma parte de todas las especialidades de la odontología y es por ellos que todos los odontólogos deben ser capaces de conocer, diagnosticar y tratar emergencias como lo es la luxación de la ATM.

Referencias Bibliográficas

1.Isberg, A. (2006). Disfunción de la articulación Temporo- mandibular. Una guía práctica para el profesional. Editorial Artes Medicas Latinoamericanas. Sao Paulo. Brasil.

2.Okenson, J. (2008).Tratamiento de oclusión y afecciones temporomandibulares. Editorial Elsevier. Sexta edición. Barcelona. España

3.Thangarajah, T., Mcculloch, N., S, Thangarajah., J, Stoc- ker. (2010). Bilateral temporomandibular joint dislocation in a 29-year-old man: a case report. . Journal of Medical Case Reports. 2010, 4:263

4.Schwartz, A. (2000). Dislocation of the mandible: A case report. American Association of Nurses Anesthetits Journal. 2000(68),6:507-513

Redacción: Karen Prieto - Fuente: Odontoespacio

La odontología crea parte de la magia del cine. Transformación de Marlon Brando en el Padrino

Curso: Odontología Tridimensional - Futuro Inmediato (Galería de Fotos)

historial

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

recomendaciones

Más vistos