Odontopediatría

Protocolo para el uso del flúor en niños.

15 de febrero de 2015 - redactado por Karen Prieto Castro - Odontoespacio


Imagen Referencial

La preocupación sobre la prevalencia de manchas del esmalte en algunos niños ha sido muy relacionada con el uso de suplementos de flúor, especialmente durante los primeros seis años de vida. Sin embargo, también se ha dicho que la exposición temprana a la pasta dentífrica fluorada puede ser un factor de riesgo.

Espacio Publicitario

Los estudios que han resumido los riesgos de padecer manchas de esmalte (muchas veces referidas como fluorosis) concluyen que el riesgo es mayor cuando la exposición tiene lugar tanto en las fases secretoria, como en la de maduración de la formación del esmalte [DenBesten, 1999, Evans and Stamm, 1991]. Así pues, si consideramos el riesgo de moteado del esmalte, existen tres grupos que deben ser tenidos en cuenta:

1. De 0 a 4 años. Los niños con menos de cuatro años se considera que tienen riesgo de presentar manchas en los primeros incisivos y molares permanentes ya que la calcificación y maduración de esos dientes ocurre durante este periodo de la vida. Más específicamente, el periodo que va de los 15 a los 30 meses de edad recibe el nombre de la ventana de la susceptibilidad ya que se estima que es el periodo de mayor riesgo. Es el periodo en el que el uso de fluoruros debe ser cuidadosamente monitorizado y equilibrado con las necesidades de prevenir la aparición de caries en la infancia. Especial atención debe darse al uso de fluoruros de aplicación tópica durante este periodo de la vida debido a un control inadecuado, por parte del niño, del reflejo de deglución.

2. De 4 a 6 años. Durante este periodo ocurre la calcificación y maduración de los dientes posteriores y existe un alto riesgo de que se formen manchas de esmalte. No obstante, cuando eso ocurre representa un problema estético menor y necesita ser contrapuesto frente al marcado beneficio en la prevención de la caries que supone el uso de los fluoruros.

3. De 6 años en adelante. El riesgo de que se formen manchas de esmalte durante este periodo es insignificante, a excepción de los terceros molares.

Los fluoruros tópicos deben usarse en niños catalogados como de riesgo alto para el desarrollo de caries, incluyendo niños con necesidades especiales para su salud oral.

Gel de uso profesional de entre 5.000 y 12.500 ppm de flúor.

-No usar en niños menores de 6 años de edad ya que la relación riesgo�beneficio se decanta a favor del riesgo debido a la posibilidad existente de tragarse el gel.

-En los casos indicados, usar de 2 a 4 veces al año. Los depósitos visibles de placa dental deben ser eliminados antes de la aplicación del gel. Para no exceder la dosis tóxica probable, que son 5mg/kg, se debe:

-Usar cubetas adecuadas y cánula de aspiración durante y después del tratamiento.

-Sentar al paciente de manera erguida y decirle que no trague nada, que el aspirador traga por él.

-Permitir al niño que tosa si fuera el caso.

-Al finalizar la sesión, los dientes deben ser limpiados con una gasa.

-Se debe indicar al niño que ni coma, ni beba ni se enjuague durante media hora después de la aplicación del gel de flúor.

Enjuagues

Los enjuagues de uso en el domicilio o en las escuelas presentan, principalmente, las siguientes modalidades:

0.05% de NaF de uso diario (225 ppm F- )

0.2% NaF de uso semanal (900 ppm F- )

Al igual que el gel no debe usarse en niños menores de 6 años de edad debido a la posibilidad existente de tragarse el colutorio.

Los niños deben enjuagar 10ml de colutorio durante 1 minuto para escupir todo el colutorio, después. Se debe indicar al niño que no coma, ni realice enjuagues de ningún tipo durante media hora después del enjuague del colutorio de flúor.

Barnices de uso profesional de entre 1.000 y 56.300 ppm F

En los casos en que esté indicado, aplicarlos de 2 a 4 veces al año.

Debe aplicarse una fina capa de barniz sobre los dientes, limitándose a colocar el barniz en las superficies de riesgo. De igual forma el paciente no debe enjuagarse o comer durante media hora.

Pastas Fluoradas

Las recomendaciones de la European Academy Of Paediatric Dentistry (EAPD) para el uso de pasta de dientes con flúor son las siguientes:

1. Entre 6 meses y 2 años, dos veces al día con una pasta de dientes con 500ppm de flúor y la cantidad similar a un guisante.

2. Entre 2 y 6 años, dos veces al día con una pasta de dientes con entre 1.000 y 1.450 ppm de flúor y la cantidad similar a un guisante.

3. Por encima de 6 años, dos veces al día con una pasta de dientes con 1.450ppm de flúor y la cantidad de 1 � 2 cm.

4. El uso diario de pasta de dientes con flúor combinado con instrucciones sobre higiene oral se recomienda como la parte básica de cualquier programa de prevención de la caries además de otros métodos preventivos como el asesoramiento sobre dieta, uso de flúor tópico y sellante de fisuras, entre otros métodos.

Fuente: Sociedad Española de Odontopediatría. European Academy Of Paediatric Dentistry
Espacio Publicitario

¿Qué te pareció esta noticia?